Skip to content

La poesía de lo cotidiano

julio 13, 2010

Cual novela de Charles Dickens, la exposición Helen Levitt, Lírica Urbana nos arrastra a la descripción de la ciudad, pero en vez del Londres del siglo XIX, del Nueva York desde los años treinta del pasado siglo en adelante. Dickens tenía claro que el retrato pormenorizado de los habitantes hacían una descripción de la gran protagonista de sus novelas: la urbe, planteamiento este con el que Levitt (1913-2009) coincide totalmente. Y si el escritor es un clásico de la literatura inglesa, ella es el clásico elegido para esta edición de Photoespaña, con una exposición homenaje a una carrera de dedicación a la fotografía.

1939

Mucho se habla de la influencia de Cartier-Bresson en la fotógrafa, pero sigo pensando que hay más líneas de unión con el novelista, sobre todo en esas primeras instantáneas dedicadas casi exclusivamente a la infancia callejera en una ciudad descomunal, donde los niños eran olvidados entre la marabunta de tráfico, hombres ociosos y mujeres en constante trajín. Desde esa picardía entre pueril y malévola que da la calle, los niños de Helen Levitt miran con descaro a la cámara o son pillados in fraganti haciendo cosas de chicos, a veces terriblemente auguradoras de un futuro peligroso, en el que hay buenos y malos, y en el que jugar con pistolas se vuelve mortal.

1939

Con una entrada así, en la que el espectador queda cautivado en la primera sala, y se divierte viendo las escenas cotidianas del vídeo In the Streets (realizado  junto a Janice Loeb y James Agee) en el que se recogen unos acontecimientos tan irrelevantes que acaban concediendo al ojo de Levitt el don de la ubicuidad, la exposición adquiere dos vertientes, por un lado, hace llegar al espectador del siglo veintiuno el verdadero pálpito de aquel Nueva York que intentaba remontar el Crack del 29, y lo hace a lo grande, arrebatándole congoja y sonrisas, llegando directamente a los sentimientos. Por otra parte, este fuerte comienzo provoca la nostalgia abrumadora por el blanco y negro cuando nos topamos con sus trabajos de finales de los cincuenta, tanto es así, que hasta la propia Levitt vuelve a los grises de vez en cuando.

1971

Pero yo abogo por el color, ese en tonos apagados que la hicieron valiente (otros fotógrafos no fueron capaces de dar el salto) y que retrata a una nueva sociedad muy diferente a la de su primera época. Curiosamente, con el color se reduce la presencia de los niños, ellos quedan para el relato de un Nueva York que ya no es el mismo pero en el que ella siguió creciendo como profesional dedicándole su vida, porque sólo un viaje a México, en 1941, en el que capturó imágenes abrumadoras que también se hallan en las salas, la separó de su gran ciudad reticulada.

1988

Ella misma se comporta como Nueva York, ya que trabaja en un zigzagueo constante entre el recurso sentimentalista y el retrato de igual a igual, sin que la edad juegue un papel condescendiente. En definitiva, esta retrospectiva en la que se nos da a conocer muy concienzudamente el trabajo de Helen Levitt, se convierte en una visita placentera al arte de la fotografía, en el que las imágenes y las historias que encierran nos acaban de aclarar por qué el oficio de fotógrafo devino en artista.

Helen Levitt, Lírica Urbana

Hasta el 29 de agosto

Fundación ICO

Incluida en la ruta de Photoespaña

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. julio 13, 2010 4:05 pm

    Me gustan más las fotografías en color de los 80, como las de la cabina. Los colores apagados de lo que ya no existe en las ciudades porque ya todo el mundo tiene movil!!

  2. julio 13, 2010 4:22 pm

    Si, tienen un algo especial… lo que pasa en la exposición es que al ser cronológica todos los primeros trabajos te dejan fascinada porque son fotos muy buenas y con ese aire nostálgico q tiene el blanco y negro, por eso al ver las fotos en color el contraste es total, cosa que a mi me encanta porque me parece muy atrevido, pero mucha gente se queda sólo con esos primeros trabajos… Me voy a llevar a las vacaciones mi vieja cámara analógica con unos carretes caducados a ver qué sale!! ya te contaré…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: