Skip to content

El secreto de la Moreneta

noviembre 27, 2008
Lo único que no me gusta de la exposición “Obras maestras del Museo de Montserrat en BBVA. De Caravaggio a Picasso” de la Fundación BBVA de Madrid es el título de la muestra, ya que éste responde más a los dictados del marketing que a la realidad. “De Caravaggio a Picasso” es un título engañoso porque si lo que se pretende es acotar cronológicamente la exposición tendría que ser algo así como “Del Medievo a Tapies”. Además, con estos parámetros pensamos que el orden de la exposición debe de ser a través de una secuencia temporal y no de la forma caótica en que está montada.
Es cierto que nombres como Caravaggio y Picasso son muy mediáticos pero yo hubiera elegido algo como “El secreto de los monjes de Montserrat”, a modo de obra épica, y que se acerca mucho más a la verdad porque visitar esta exposición es casi como descubrir el tesoro de los Templarios. Y es que la obra religiosa es anecdótica, lo que abundan son los retratos, los bodegones, los paisajes, incluso los desnudos de muchos de los mejores artistas europeos de todos los tiempos, y esto es así porque la colección nace de la buena voluntad de coleccionistas que decidieron ceder sus obras al Museo para que se mantuviesen unidas.
Es maravilloso redescubrir a Dalí, a Picasso o a Juan Gris con obras de juventud poco conocidas y que nos hablan de su genialidad, porque perdonadme pero Picasso a los catorce años ya se las sabía todas. 

El viejo pescador. Picasso. 1895

Es estupendo poder ver pintura impresionista francesa, muy poco representada en nuestro país, a excepción de la colección Thyssen-Bornemisza que es de origen alemán.
 

La escarcha. Monet. 1880

Pero sobre todo, si por algo brilla la colección del Museo de Monserrat es por la cantidad y calidad de obra catalana de finales del siglo XIX y principios del XX. Sólo con las obras que han traído podemos intuir el avance, la delicadeza, el sentido del buen gusto de artistas, por desgracia no muy conocidos en nuestro propio país, como Nonell, Rusiñol, Martí Alsina, Anglada Camarasa o Ramón Casas. 

Antes del baño. Ramón Casas. 1895

Por su contenido y al margen del título, si tenéis la oportunidad, visitad esta exposición, que por desgracia no ha tenido mucha duración y cuya clausura será el próximo 7 de Diciembre, y deleitaos con la línea de Nonell, la luz de Fortuny, la belleza serena de Juan Gris, el simbolismo de Anglada Camarasa, la frescura de los capiteles medievales, y por supuesto, dejaos sorprender por la precocidad de Picasso y la intensidad del claroscuro de Caravaggio. 

El vendedor de tapices. Mariano Fortuny. 1870
http://www.bbva.com/TLBB/progcultura/inicio.html
Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: