Skip to content

Etruscos humoristas e indolentes contemporáneos

octubre 5, 2008

Una de las exposiciones de la temporada es, la que hasta el 18 de enero, acogerá el Caixa Forum de Madrid, “Príncipes etruscos. Entre Oriente y Occidente”. Desde que se inauguró, el Caixa Forum no ha bajado el listón, y de nuevo con esta exposición somos capaces de retroceder en el tiempo y entender mejor lo que fue esta enigmática civilización establecida entre los ríos Tíber y Arno en el primer milenio a.C.
Aunque museográficamente tiene algunos fallos (alguna pieza mal colocada, falta de espejos que dejen ver las cerámicas al completo y rutas mal indicadas, ya que todo el mundo hace el recorrido al revés) las piezas escogidas, los museos colaboradores y la agrupación por temáticas claras hacen que en conjunto podamos reconstruir la vida etrusca como si fuéramos arqueólogos componiendo un puzle histórico.
En este recorrido a través de las salas me llamó la atención el comentario de una señora que me hizo pensar sobre el sentido de superioridad estúpido y artificial que tenemos como hombres contemporáneos. Pues bien, a la mujer parece que le sorprendió una de las cartelas en las que se explicaba que las cerámicas etruscas eran decoradas con estilizadas figuras y con sentido del humor, “estilizadas” y “sentido del humor” recalcó ella, señalizando el hallazgo a una amiga más despistada, como si fuera el descubrimiento del milenio, como si el ser humano no hubiera sabido lo que es el humor hasta que conocimos a José Luis Moreno y sus muñecos. En fin, este tipo de comentarios siempre me hace gracia, y nunca mejor dicho, pero es que cuando vemos exposiciones arqueológicas, es decir, de civilizaciones desaparecidas, tratamos a las piezas como asombrosos fetiches de hombrecilllos retrasados que no tenían lavadora ni iPhone. Y, sin embargo, cuánto tendríamos que aprender de una sociedad que se estableció en ciudades perfectamente diseñadas para la comodidad de sus ciudadanos, desarrolló el comercio, supo aprender lo mejor de sus vecinos griegos y tener el criterio de rechazar lo que no era tan bueno. Hoy estamos rodeados de personas con una mentalidad mucho más arcaica que la de unos hombres de gusto refinadísimo (a la vista está en cada pieza de la exposición) y para los que las mujeres tenían un peso social tan importante como el del hombre, dándole muchas vueltas a los “cromagnones” que aún creen que las mujeres hemos nacido exclusivamente para fregar y hacer favores sexuales (a veces el orden cambia según la especie de homínido cavernícola, incluso algunos ponen el fútbol por delante del sexo).
¿Estilización? en cada uno de los detalles porque es mejor rodearse de belleza para hacer de la vida algo más agradable. ¿Sentido del humor? Eso es lo que tuvieron los romanos al hacer desaparecer a los pobres etruscos y apropiarse de sus usos, costumbres y buena administración. Humor negro, diría yo, pero de eso sabemos mucho nosotros que somos sus herederos.
Por favor, hombres contemporáneos, las exposiciones didácticas son tan fáciles de seguir como el juego de la oca, primero se lee la cartela y luego uno se recrea en las obras el tiempo que le pida el cuerpo. No se necesita GPS, os lo aseguro.
Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: